Programa de Monitoreo de Aves Acuáticas Migratorias y Aves Playeras

Desde 1937 el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos (USFWS) en colaboración con la Dirección General de Vida Silvestre de la actual SEMARNAT, regidos por el Tratado de las Aves Migratorias (Migratory Bird Treaty Act), realizaron anualmente conteos aéreos que permitían conocer las áreas de distribución, abundancia, composición de especies y tendencias poblacionales de las aves acuáticas migratorias en México. Posteriormente hasta el año 1982, estos conteos anuales se llevaron a cabo cada tres años para todo el país y solamente se mantuvieron de manera anual para la Laguna Madre de Tamaulipas y la costa Pacífico de Baja California y la parte norte de Sonora, por las poblaciones de pato cabeza roja (Aythya americana) y la branta negra del Pacífico (Branta bernicla nigricans) que son representativas de cada una de las áreas respectivamente, para que finalmente en el año 2006, fueran cancelados de manera definitiva a nivel nacional.

Los datos obtenidos con estos conteos, mostraron que algunas de las áreas en México presentan características comunes y en su conjunto forman zonas relativamente homogéneas, por lo que, desde entonces, se considera que existen cuatro grandes regiones para la distribución de las aves acuáticas en México: 1) Región del Golfo, 2) Región del Pacífico Norte, 3) Región del Altiplano Norte y 4) Región del Altiplano Central.

Monitoreo de aves acuáticas en Lago de Cuitzeo, Michoacán

La información que se generaba por los conteos de medio-invierno del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los EU, permitía conocer: 1. La tendencia poblacional a través del tiempo, 2. La distribución de las especies y 3. La composición de especies. Esta información permitió determinar los principales humedales en México, sobre los cuales esfuerzos de conservación debían de ser llevados a cabo para garantizar su conservación a largo plazo. Además de esto, la información que se generaba, servía de base para la toma de decisiones administrativas y de manejo, por lo cual en el año 2014, el gobierno de México, a través de la Dirección General de Vida Silvestre y bajo la coordinación de PROFAUNA A.C. llevó a cabo un primer esfuerzo para volver a generar esta información, pero solamente en 83 humedales de México, dadas las limitaciones económicas. Estos conteos se hicieron solamente de manera terrestre, sin haber incluido la posibilidad de contar con los conteos aéreos y desafortunadamente, solamente se llevaron a cabo un solo año.

A pesar de los esfuerzos que se hicieron para asegurar los fondos y la organización que asegurara la replicación de los conteos de medio-invierno, no fue sino hasta 14 años después que, a partir del año 2018 y bajo la coordinación de DUMAC, se puso en marcha la iniciativa para establecer el Programa de Monitoreo de Aves Acuáticas Migratorias en México, cuyo objetivo es la generación de información sobre la distribución, abundancia y composición de especies, utilizando las mismas rutas que seguían los pilotos del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos, en sus vuelos.

Este programa, se programó para llevarse a cabo durante la primera semana del mes de febrero y principalmente en los sitios que de acuerdo a los datos históricos de los conteos de medio invierno del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos (USFWS) muestran las mayores concentraciones de aves acuáticas. Estos monitoreos se llevan a cabo en la modalidad aire – tierra, donde un equipo realiza transectos aéreos y otro equipo en tierra, evalúa las condiciones del hábitat y complementa el conteo por punto fijo o transecto lineal, para hacer un ajuste de visibilidad que permite ajustar la identificación de las especies que por aire, son difíciles de identificar, así como los datos de abundancia.

Monitoreo de aves acuáticas en Lago de Cuitzeo, Michoacán

Este programa de monitoreo de DUMAC representa un esfuerzo nacional muy importante, ya que pretende establecer un sistema de evaluación de la población de un grupo de aves migratorias y residentes en nuestro país, llevado a cabo por personal técnico mexicano. Dentro de este grupo de participantes, tenemos representantes de diferentes dependencias de gobierno estatal y federal, de organizaciones de la sociedad civil y de algunas universidades. El objetivo, es básicamente la generación de información al respecto de la distribución, abundancia y composición de especies de aves acuáticas migratorias y residentes, que permita apoyar la toma de decisiones, para su conservación y manejo a largo plazo.

Este programa de monitoreo, además del apoyo que daría a la toma de decisiones en el país, daría cumplimiento a los convenios internacionales firmados en los cuales México adoptó el compromiso de dar certeza a la administración y manejo sustentable de las aves acuáticas y su hábitat, por lo que éste se vuelve una herramienta indispensable en apoyo a los programas y acciones que en México se emprendan, para dar certeza a la conservación de las aves acuáticas y su hábitat a largo plazo, como un recurso compartido con otros países.

Hasta la fecha se han llevado a cabo tres monitoreos de aves acuáticas en México, los cuales se realizaron en febrero de 2018; febrero de 2019 y enero de 2020. En estos se han llevado a cabo en un esfuerzo conjunto con la participación de más de 150 técnicos de diferentes instituciones académicas, organizaciones de la sociedad civil e instituciones de gobierno. Todos ellos convencidos de la importancia de llevar a cabo este esfuerzo nacional, en beneficio de las aves acuáticas y su hábitat en México.

Programa de Monitoreo de Aves Playeras

Este programa de monitoreo de aves playeras y su hábitat, se inició en el año de 2008, con el objetivo de generar la información para entender el estado de las poblaciones de aves playeras durante las migraciones de primavera y otoño en México y la condición de los hábitats que estas usan para guiar los esfuerzos de conservación.

A través de este programa de monitoreo, podremos conocer la tendencia de las poblaciones, sus hábitats de distribución, el hábitat potencial y la riqueza de especies que utilizan estos sitios en México. Las aves son excelentes indicadores de la salud de un ecosistema y estos datos de monitoreo se utilizan para identificar amenazas y establecer prioridades de conservación en los sitios utilizados por estas aves durante su migración, además de contribuir a la comprensión de las poblaciones y tendencias de las especies.

Los datos que se generaron en los primeros esfuerzos, permitieron la elaboración de lo que a la postre, fue denominada como la estrategia para la conservación y manejo de las aves playeras y su hábitat en México. Esta estrategia es el resultado de un grupo de trabajo que, como Subcomité Nacional Consultivo de Aves Playeras, usó esta información con el fin de generar un instrumento de política pública que guiara acciones de conservación sobre los hábitats que este grupo de aves utiliza en México. Esta estrategia, completa la trilogía de documentos similares elaborados para las aves playeras en Canadá y Estados Unidos. De esta forma, se estaría dando certeza a las iniciativas de conservación e investigación en México, en favor de las especies migratorias que comparten los tres países de Norteamérica.

Costurero pico largo (Limnodromus scolopaceus)

La estrategia para la conservación y manejo de las aves playeras y su hábitat en México (ECMAP), platea los objetivos:

1. Promover la investigación que genere la información básica que permita el desarrollo de proyectos dirigidos a la conservación y el manejo de las aves playeras en México.

2. Difundir y promover la información que dé a conocer el valor que representa la conservación y el manejo de las poblaciones de aves playeras y su hábitat en México.

3. Establecer y fortalecer en los ámbitos nacional e internacional, los mecanismos que integren el trabajo interinstitucional con el esfuerzo conjunto del gobierno y la sociedad.

4. Promover la formación de recursos humanos, para el desarrollo de planes de conservación y manejo de los hábitats que utilizan las aves playeras en México.

5. Promover la generación de planes de conservación y manejo para cada una de las áreas identificadas de importancia para la conservación de las aves playeras, así como fortalecer aspectos para su conservación en los programas de manejo de las áreas naturales protegidas que son de importancia para este grupo de aves.

6. Definir los mecanismos e indicadores para evaluar y monitorear los avances tangibles de la presente iniciativa a escala regional, nacional e internacional.

7. Promover el apoyo de diversas fuentes de financiamiento disponibles, tanto nacionales como internacionales, para la conservación y el manejo de las aves playeras.

Para dar continuidad a esta primera Estrategia, se realizó el proyecto “Protocolo de monitoreo y Guía de Aves Playeras” con la finalidad de fortalecer la generación de información sobre este grupo de aves en México (Objetivos 1 y 2 del ECMAP). Con el proyecto actual, se han definido y valorado las regiones prioritarias para las aves playeras para pasar de un listado nacional sugerido por expertos, a un listado técnicamente justificado de 44 sitios prioritarios para la distribución de las aves playeras en México y así avanzar con los objetivos planteados en la estrategia para la conservación y manejo de las aves playeras y su hábitat.

De acuerdo con los objetivos planteados en este proyecto, se han fortalecido las capacidades de las instituciones vinculadas con la conservación de aves playeras en el Golfo de México y con esto; se ha formado un grupo de trabajo o red para el monitoreo de estas aves, que podrá estar generando información sobre la abundancia y composición de las aves playeras y su hábitat en las regiones definidas como prioritarias; la cual, servirá de apoyo para la toma de decisiones en materia de manejo y conservación de estas aves y sus hábitats.

Humedales prioritarios para la Distribución de Aves Playeras en México

Listado de Sitios Prioritarios

1. Bahía San Quitín, B. C.
2. Complejo Lagunar Ojo de Liebre, B.C.S.
3. Laguna San Ignacio, B.C.S.
4. Bahía Magdalena, B.C.S.
5. Ensenada de la Paz, B.C.S.
6. Delta del Río Colorado, B.C.S.
7. Bahía Adair, Son.
8. Bahía Lobos, Son.
9. Estero Tóbari, Son.
10. Bahía Yávaros, Son.
11. Humedales de Agiabampo y Jitzámuri, Sin.

12. Bahía Topolobampo, Sin.
13. Bahía de Santa María, Sin.
14. Ensenada Pabellones, Sin.
15. Bahía de Ceuta, Sin.
16. Complejo Lagunar Huizache Caimanero, Sin.
17. Marismas Nacionales, Nay.
18. Laguna Sayula/Zacoalco/San Marcos, Jal.
19. Laguna de Cuyutlán, Col.
20. Complejo Lagunar Mar Muerto-La Gloria-Punta Flor, Oax/Chis.
21. Laguna La Joya (La Encrucijada), Chis.
22. Laguna Madre, Tamps.

23. Humedales de la Costa Noroccidental de la Península de Yucatán, Yuc.
24. Laguna Ascensión/Ojo Federico, Chih.
25. Laguna El Cuervo, Chih.
26. Laguna Bustillos, Chih.
27. Laguna Mexicanos, Chih.
28. Laguna Babícora, Chih.
29. Llano de la Soledad, N.L.
30. Lagunas Santiaguillo-San Bartolo, Dgo.
31. Bahía San Ignacio, Sin.
32. Bahía Ohuira, Sin.
33. Lago de Texcoco, Méx.

34. Ciénegas de Tláhuac, Cdmx/Méx.
35. Ciénegas de Lerma, Méx.
36. Complejo Estuarino Bahía San Jorge, Son.
37. Humedales de Pénjamo, Gto.
38. Lago de Cuitzeo, Mich.
39. Ciénegas de Málaga, Dgo.
40. Laguna Santa Ana, Zac.
41. Laguna San Andrés, Tamps.
42. Lagunas de Alvarado, Ver.
43. Humedales Costeros de Tabasco y cuenca media del Usumacinta, Tab.
44. Laguna de Términos, Camp.

Translate
error: Content is protected !!